Mitos sobre la Hipnosis

La Hipnosis, en terapia, es una herramienta que funciona para potenciar el desempeño de las personas y optimizar sus resultados.

Sin embargo, ha sido mitificada y genera un cierto grado de inquietud. Sobre todo, por qué en los espectáculos que se pueden ver en televisión e internet, el hipnotista hace creer al público, que toma control total de una persona, incluso que lo manipula en contra de su voluntad.

Con la finalidad de entender mejor qué es y que no es la hipnosis terapéutica, a continuación te muestro algunos mitos comunes.

¿El hipnotista puede usar algún poder sobrenatural para apoderarse de la mente y tomar control de alguien?

No, el hipnotista es una persona que ha tenido una preparación profesional para lograr el trance hipnótico con el fin de mejorar el proceso terapéutico de una persona. En ningún momento, el hipnotista, podría tomar el control de la mente de una persona. El inconsciente de cada persona tiene mecanismos de defensa que protegen la vida, la integridad física y mental. Una persona en trance, tiene en todo momento la capacidad para aceptar o rechazar las sugestiones hechas por el hipnotista. Incluso, durante el proceso de trance, si la persona que está hipnotizada recibiera alguna sugestión que fuera en contra de sus principios o su voluntad, abandonaría el estado de trance automáticamente.

¿Solo las personas con mente débil pueden ser hipnotizadas?

Como tal, no existe una mente débil. Nuestro cerebro es como una increíble computadora capaz de absorber y procesar una gran cantidad de información. Una persona en trance hipnótico se encuentra en un estado de focalización, en el cual el cerebro está inmerso y concentrado en la experiencia interna sugerida por el hipnotista, por lo tanto, toda persona posee la capacidad de concentrarse y entrar en trance.

¿Es cierto que, cuando alguien está hipnotizado, se queda dormido?

Estar en un trance hipnótico es más parecido a estar despierto.

El mito surgió porque en los Shows, el hipnotista suele usar la palabra «Duerme» para hacerlo más llamativo. Puede haber ocasiones en las que el estado de relajación que se experimenta es tan profundo, que si la persona está cansada, lo más probable es que se quede dormida. Sin embargo, quedarse dormido es salir del estado de trance.

¿Existe el riesgo de quedar en trance de forma permanente o sufrir daños?

Cuando estas concentrado, trabajando por ejemplo, técnicamente, te encuentras en un trance. En una sesión de hipnosis solo incrementas el nivel de concentración y siempre estás consciente de lo que sucede. Incluso, si él hipnotista se ausentara, en el momento en que la persona deja de recibir sugestiones, eventualmente sale del trance.

Todos los días alrededor del mundo hay personas que toman estos procesos. Hasta el día de hoy no existe registro de alguien que haya sufrido daños físicos o psicológicos a raíz de la hipnosis, de hecho, declaran justamente lo contrario, la hipnosis genera cambios positivos en su conducta y en su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes
Archivos
Call Now Button