4 formas de manejar la ansiedad

La ansiedad es generada por pensamientos a futuro en los que algo podría salir mal. Los pensamientos (imágenes en tu mente, sensaciones en tu cuerpo y diálogos internos) generan emociones. Si el pensamiento es positivo, las sensaciones son agradables; pensamientos negativos traen emociones negativas.

Diseño sin título (9)
Diseño sin título (8)
Diseño sin título (10)

Para eliminar la ansiedad, solo hay que cambiar los pensamientos negativos que provocan los síntomas, por pensamientos que generan un estado de tranquilidad.

  1.  Imagina que todo sale bien.

Si el evento que genera los síntomas es, por ejemplo, un examen, imagínate que ya finalizó, Imagina que todo salió mejor de lo que esperabas, observa como las personas te felicitan por tus buenos resultados, escucha lo que dicen las personas a tu alrededor sobre tu buen desempeño y siente las sensaciones de alegría y tranquilidad que genera ese momento tan agradable. Si el evento es una cita, imagina lo bien que la pasaste o si es una presentación en público, imagina los buenos resultados por el manejo de la información.

Las imágenes que creas en tu mente te hacen sentir tranquilo, confiado y feliz. Ve, escucha y siente de tal manera que lo único que percibes son emociones positivas.

Esta técnica no es para conseguir el resultado, es para generar el estado emocional óptimo.

  1. Programa tu cerebro para pensar en positivo

Recuerda un momento de tu vida, en el que te sentiste muy feliz e identifica la imagen asociada a éste. Imagina que frente a ti, hay una pantalla blanca, coloca la imagen de felicidad, hazla lo más real posible y sumérgete en lo que ves, escuchas y sientes en este momento. Después hazla pequeña y colócala en alguna de las esquinas inferiores de la pantalla. Sobre la pantalla coloca la imagen que genera los síntomas negativos. En este momento, la imagen negativa se encuentra abarcando toda la pantalla y la imagen positiva, como una miniatura en alguna esquina inferior.

Con tu imaginación invierte los lugares de ambas imágenes simultáneamente. La imagen pequeña se hace tan grande como el tamaño de la pantalla y la negativa toma el tamaño de la miniatura (el cambio de las imágenes debe ser rápido, en menos de un segundo). Una vez que la positiva está en grande y la negativa en pequeño, BORRA LA PANTALLA, coloca una nueva e inicia nuevamente.
Realiza este ejercicio por lo menos 5 veces más.

 

  1. Elimina la carga emocional

    Otro método con el que puedes eliminar la ansiedad, es quitando la carga emocional que tienen los pensamientos negativos. Lo cual logras, cambiando las características de las imágenes.

    Pon atención a las imágenes negativas y usa tu imaginación para transformarlas. Modifícalas de tal manera que se transformen en fotografías viejas, quítales el color, el brillo, sonido y/o textura. Continúa modificando su apariencia hasta que no sea posible distinguirlas. Finalmente, imagina que poco a poco se van alejando, hasta que desaparecen en la distancia. Lleva a cabo este ejercicio en cada ocasión que se presenten las imágenes negativas.
Diseño sin título (13)
Diseño sin título (12)
  1. Forma un Plan

Esta actividad, incrementa tus probabilidades de obtener el resultado.
Elabora un plan de trabajo. Identifica el resultado que deseas y crea una serie de pasos sencillos con los que al superar cada uno, te aproximas, cada vez más, al resultado idóneo.

Por otro lado , crea tu propio plan de contingencia, para  que lo tengas de respaldo, en caso de que realmente suceda lo que no deseas. Puedes aplicar todos los ejercicios de este artículo, con la finalidad de reprogramar tu mente inconsciente. Cuando una persona enfoca la atención en el proceso, el resultado llega por sí mismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes
Archivos
Call Now Button